EL CANTO SOLITARIO DEL PINZÓN CEBRA

Pertenezco, profesionalmente, a una de las últimas generaciones de pinzones que aún seguimos revoloteando de un atril a otro de las salas de doblaje. Desde hace ya algunos años, el avance tecnológico e informático ha revolucionado la profesión de ponerle voz en español a los personajes de la pantalla que hablan en otro idioma. Lo que para unos es un arte y para otros una opción, para otros tantos más, es un atentado contra la indiscutible versión original del diálogo, pero gracias a esa disparidad de criterios, el mundo sigue girando y podemos intentar ejercer en paz, algo tan delicado como es la tolerancia. Sé que este tipo de daños colaterales se han producido también en muchas otras profesiones, ventajas y desventajas del cambio de ritmo de los mercados, la inmediatez de los cobros y el cambio de prioridades entre una elaboración artesanal y un macroresultado de factoría. Nada se escapa a la velocidad que marca el ignorante. Hasta hace unos pocos años, los actores de doblaje nos situábamos juntos frente al atril, interpretando juntos el guión que nos marca la distancia de la pantalla y nos delimita la línea que separa la realidad de lo fantástico. Ahora no, y sólo en raras ocasiones, coincides con algún que otro compañero y compartes una banda de sonido aparte. Cuando doblábamos juntos una película, hablábamos entre nosotros de lo que estaba ocurriendo en la pantalla, nos aportábamos distintos puntos de vista del personaje, y jugábamos a vivir y decir, folio a folio, take a take, la vida, las sensaciones y las emociones de otros, para que, a su vez, otros, los espectadores, viviesen, sintiesen y se emocionasen, utilizando nuestra voz como puente invisible entre su butaca y la magia de la pantalla. Eran días y convocatorias en las que los grandes búfalos del doblaje, compartían su maestría con los polluelos que empezábamos a decir nuestras primeras frases de personajes sin nombre. Así habían aprendido ellos, y así nos enseñaban. Y película a película, gracias a su maestría, fuimos creciendo y además de aprender a volar solos, tuvimos el honor de volar junto a ellos, a una altura inimaginable. Trucos y secretos eran transmitidos en el atril, a media voz, y, una de dos, o volabas, o te caías. Si levantabas el vuelo, ellos te marcaban la ruta, y si te caías, no dudaban en recogerte para mostrarte, de nuevo, como mover las alas de manera adecuada. Pero todo eso ya pertenece al siglo pasado. Hoy doblamos los personajes cada uno en su banda aparte, es decir, te encuentras tú sólo en el atril, y lo demás te toca imaginártelo, si es que te quedan tiempo y ganas. Y eso, por mucho que me digan, se nota en el resultado final de un doblaje. Los nuevos profesionales de estos últimos años no han tenido, ni tendrán, la posibilidad de acceder al privilegio que vivimos algunos en aquellos días. Nuestra historia es similar a la del pinzón cebra, un ave, cuya secuenciación del genoma, nos ha ayudado a desvelar algunos misterios del lenguaje. Un talento común entre los humanos y las aves cantoras, es su capacidad de comunicarse a través de vocalizaciones aprendidas. El joven pinzón cebra escucha atentamente y memoriza el canto de un tutor adulto durante un tiempo, para después desarrollar su propio canto. Un canto que produce en su cerebro una serie de transformaciones moleculares que logran que un incipiente lenguaje se convierta en una obra de arte musical que guía la elección de pareja y el establecimiento de redes sociales. Algo que no ocurre con otra ave, el pollo, que ni canta ni aprende a cantar. Cuestión de genoma y de los 1.200 millones de nucleótidos que desarrolla, lección tras lección, el pinzón cebra. Hoy, por el atril de una sala pasan y se posan, pollos y pinzones cebra. Aún cantando en solitario, y en memoria de mis maestros, tengo muy claro a qué grupo pertenezco.

pinzóncebra

Anuncios

4 comentarios en “EL CANTO SOLITARIO DEL PINZÓN CEBRA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s